Breaking News

Retiran al príncipe Andrés sus títulos militares y patrocinio real en medio de acusaciones de abusos sexuales vinculados al caso Epstein

Al príncipe Andrés, miembro de la familia real británica, le han sido retirados este jueves sus rangos militares y el patronato real, comunica la cuenta de Twitter del Palacio Buckingham.

«El duque de York seguirá sin desempeñar ninguna función pública y se defiende en este caso como un ciudadano particular«, señala el comunicado de la realeza, que detalla que la medida ha sido tomada «con la autorización y el acuerdo de la reina».

El anuncio tiene lugar a medida que se desarrolla el escándalo sobre los presuntos abusos sexuales del príncipe contra las víctimas del tráfico sexual de menores por parte del magnate estadounidense Jeffrey Epstein, quien se suicidó en 2019 en su celda del Centro Correccional Metropolitano de Nueva York, donde esperaba un juicio por los cargos correspondientes.

Así, este miércoles, un tribunal estadounidense dio luz verde para avanzar en el juicio contra Andrés por una demanda de abuso sexual presentada por Virginia Giuffre, una de las víctimas del fallecido depredador sexual.

De este modo, el duque de York tendrá que enfrentar un juicio civil a finales de este año por agresión sexual. La semana pasada, su defensa intentó evitar cualquier causa legal, haciendo público un acuerdo suscrito en 2009, bajo el cual Epstein le habría pagado a Giuffre 500.000 dólares para que ella se comprometiera a no demandarlo ni a él ni a ninguna persona asociada.

A inicios de este mes, The Sunday Times reportó, con referencia a fuentes en el palacio, que Andrés podría ser despojado de su título de duque de York si prospera la demanda presentada por Giuffre. Entre otros planes supuestamente preparados por la realeza estaba enviar al duque a una especie de ‘exilio interno’ y pedirle que renuncie a cualquier vínculo que todavía tenga con organizaciones benéficas. Sin embargo, observaron que sería difícil persuadir a la reina Isabel II de quitarle el ducado, ya que «lo tenía su padre, Jorge VI, antes de que se convirtiera en rey y ella se lo concedió a su hijo favorito. Pero ha deshonrado ese título».

«Incluso si Andrés está completamente exonerado de cualquier delito, ahora se lo considera ‘tóxico’. Se espera que haga lo decente y renuncie», sentenció entonces una fuente de alto nivel del Ministerio de Defensa británico citada por medios locales.

En 2019, el duque de York tuvo que abandonar sus funciones públicas tras una polémica entrevista en la que no se mostraba arrepentido por su conexión con el difunto magnate estadounidense.

El 29 de diciembre, Ghislaine Maxwell, expareja y proxeneta de Epstein, fue declarada culpable de cinco de los seis cargos que enfrentaba en relación con el tráfico y abusos sexuales de menores.

Fuente: RT

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *