Breaking News

¿Se ha convertido el FBI en un brazo político de la administración Biden-Harris?

Rudolph Giuliani, el abogado del expresidente Donald J. Trump, tuvo su casa y su oficina allanadas por agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) el miércoles 28 de abril a las 6:00am. La investigación federal dice estar investigando la relación entre Giuliani y los funcionarios ucranianos, sobre la cuestión de si se violaron las leyes federales con respecto a su supuesto papel de “cabildeo” y el registro requerido de representar a una entidad extranjera. 

¿Se ha convertido el FBI en un brazo político?

Los fiscales federales avisaron al abogado de Giuliani de que habían tenido acceso a los datos de la cuenta de iCloud del exalcalde de Nueva York y fiscal federal (Giuliani) ya en 2019. Dado el hecho de que el FBI ha esquivado una investigación seria sobre Hunter Biden, el hijo del presidente, uno se ve obligado a preguntarse, ¿se ha convertido el FBI en un brazo político de la izquierda?

El abogado, académico constitucional y exprofesor de derecho de Harvard, Alan Dershowitz, cree concretamente que la acción del FBI es totalmente inconstitucional. Siete agentes del FBI incautaron con órdenes judiciales, en el apartamento y la oficina de Giuliani en el Upper East Side, más de 10 teléfonos y ordenadores, así como los datos de iCloud. Dershowitz dijo: “No se utilizan órdenes de registro cuando la gente tiene información privilegiada en sus teléfonos móviles y en sus ordenadores. Se utiliza una citación. La diferencia entre una citación y una orden de registro es como la noche y el día”. 

Dershowitz, que desde entonces ha aceptado colaborar con la defensa de Giuliani, añadió: “Están sacando todo de su nube, de sus ordenadores, incluida la información privilegiada. Simplemente no es constitucional”.

El argumento de que Estados Unidos está adaptando un sistema de justicia dual, impulsado por la ideología, está avanzando con fuerza. El papel lamentable que han desempeñado el FBI, la Agencia Central de Inteligencia bajo la dirección de John Brennan, y el Departamento de Justicia (DOJ), a partir del mandato del expresidente Barack Obama y hasta la administración Trump, ha mostrado un abandono rimbombante de la investigación objetiva y la aplicación equitativa de la ley. 

El infame “Dossier Steele” y su conexión con el DOJ, el FBI y el Partido Demócrata, así como la falsa información del FBI y del DOJ para obtener las órdenes de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) para espiar la campaña de Trump de 2016 y posteriormente a funcionarios de su administración, como el teniente general del Ejército de los Estados Unidos y Asesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, son claros recordatorios de que las principales agencias de aplicación de la ley y de enjuiciamiento del país están haciendo el trabajo sucio de la izquierda. Después de todo, ¿de qué se trata el engaño sobre la inexistente colusión rusa si no fue para derribar la presidencia de Trump?  

Los sospechosos habituales de los medios de comunicación siguieron el patrón predecible de informar inexactitudes en relación con el incidente de Giuliani. El The New York Times, el Washington Post y NBC News se retractaron el sábado 1 de mayo de las noticias anteriores que contenían información falsa. Estas pictóricas dan credibilidad a la popularización de las “fake news”. Giuliani se defendió rápidamente en Twitter, arremetiendo contra los medios de comunicación: “En un sábado, el Washington Post añadió esta corrección a su historia difamatoria sobre mí. El Washington Post y el NYT deben revelar sus fuentes que mintieron y atacaron a un ciudadano americano.  #msnbc, #cnn olvidaron mencionar las correcciones hoy. #fakenews #badpeople”.

¿A quién persigue realmente el FBI y el DOJ de Biden-Harris? ¿Podría ser que estén pescando una “pistola humeante” en los vastos archivos confidenciales de Giuliani para acabar con una potencial presidencia de Trump en 2024? Dershowitz señaló sabiamente en el podcast “Cats Roundtable” del domingo 2 de mayo: “En las repúblicas bananeras, en la Cuba de Castro, en muchas partes del mundo, cuando un candidato pierde la presidencia, van tras del candidato, van tras sus abogados, van tras sus amigos”. 

El afamado abogado da en el clavo. Esta es otra confirmación de que un régimen autoritario de izquierda se está gestando y el FBI, aparentemente, es ahora uno de sus instrumentos. 

Fuente: Tierra Pura

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *