Breaking News

Senado bloquea mandato de vacuna de Biden para empresas privadas

El Senado de Estados Unidos votó el miércoles por un estrecho acuerdo para bloquear el mandato del presidente Joe Biden sobre la vacuna contra el COVID-19 para el sector privado.

En una votación de 52-48, principalmente a lo largo de las líneas del partido, el Senado votó para aprobar una resolución de desaprobación (pdf) de la regla presentada por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional(OSHA),que es supervisada por el Departamento de Trabajo.

Los 50 republicanos en la cámara alta se unieron al senador Mike Braun (R-Ind.) y al líder de la minoría del Senado Mitch McConnell (R-Ky.) para impugnar la medida bajo la Ley de Revisión del Congreso (CRA), que permite al Congreso revisar y, si es necesario, anular las nuevas regulaciones puestas en marcha por oficinas federales como OSHA.

Dos demócratas, los senadores Joe Manchin III de Virginia Occidental y Jon Tester de Montana, se unieron a los republicanos en la votación para anular el mandato de la vacuna.


Dirigiéndose al Senado antes de la votación, el senador Bill Hagerty (R-Tenn.) expuso su razonamiento para votar en contra del mandato de la vacuna.

«El mandato de vacunación de Biden, como tantas otras políticas de la izquierda, se trata de poder, controlar más aspectos de la vida de los estadounidenses y, al hacerlo, erosionar la autonomía personal de los estadounidenses», dijoHagerty.

Se produce después de que un tribunal de apelaciones de Estados Unidos rechazara el 12 de noviembre una impugnación de la administración Biden y reafirmara su decisión de poner en suspenso el amplio mandato de vacunación de OSHA, que requería que las empresas con 100 empleados o más se aseguraran de que los trabajadores se vacunara contra COVID-19 para el 4 de enero de 2022, o se someta a pruebas semanales y use una máscara.

El Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito de los Estados Unidos en Nueva Orleans declaró en una opinión el mes pasado que el mandato de OSHA es «asombrosamente demasiado amplio» y le ordenó que «no tome medidas para implementar o hacer cumplir el mandato hasta una nueva orden judicial».

El tribunal había emitido previamente una suspensión temporal del mandato el 6 de noviembre, pendiente de litigio.

El mandato fue introducido en septiembre por Biden, quien dijo a la nación que «nuestra paciencia se está agotando» con los millones de estadounidenses que han optado por no vacunarse contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Para promulgar los mandatos, Biden le pidió a OSHA que declarara un estándar temporal de emergencia. En el pasado, tales estándares se han utilizado para proteger a los empleados contra productos químicos peligrosos u otras toxinas similares.

OSHA dijo en un comunicado en ese momento que el estándar temporal de emergencia «garantizaría que la fuerza laboral [de una empresa] esté completamente vacunada o requeriría que cualquier trabajador que permanezca sin vacunar produzca un resultado negativo de la prueba al menos una vez por semana antes de venir a trabajar».

En total, el mandato de Biden se extendería a aproximadamente 100 millones de estadounidenses, casi un tercio de todos los ciudadanos estadounidenses.

En la decisión de la corte federal de apelaciones del 12 de noviembre, declaró que el mandato de vacunación de la administración Biden «plantea serias preocupaciones constitucionales» y «probablemente excede la autoridad del gobierno federal».

El personal médico y los miembros de la comunidad protestaron contra los mandatos de vacunación frente al Rady Children’s Hospital. La enfermera registrada Alicia Fregoso escribió en un letrero que adquirió inmunidad natural al COVID-19 en San Diego, el 1 de octubre de 2021. (Jane Yang/La Gran Época)

OSHA anunció poco después la decisión de suspender su implementación y cumplimiento del mandato.

Bajo el procedimiento de la CRA, si una regla es revocada, las administraciones federales tienen prohibido emitir la misma regla o una sustancialmente similar.

La Casa Blanca ha seguido impulsando la retórica de que los estadounidenses no vacunados son los culpables de frenar la recuperación económica de la nación.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de La Gran Época. Sin embargo, funcionarios de la administración Biden han dicho que el presidente vetaría dicha resolución si llegara a su escritorio.

Fuente theepochtimes

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.