10 de abril de 2021

PREVENCIA

Seguridad | Salud | Prevención

Suecia cancela su polémico proyecto para opacar al Sol de Bill Gates

La Corporación Espacial Sueca (SSC, por la sigla) anunció que el vuelo para probar la posibilidad de atenuar la incidencia de los rayos solares sobre la Tierra, previsto para junio, no seguiría adelante.
William H. Gates III, copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates en la Reunión Anual 2013 del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, el 24 de enero de 2013. (Sebastian Derungs/CC BY-SA 2.0)

La Corporación Espacial Sueca (SSC, por la sigla) anunció que el vuelo para probar la posibilidad de atenuar la incidencia de los rayos solares sobre la Tierra, previsto para junio, no seguiría adelante.

“La comunidad científica está dividida respecto a la geoingeniería, incluyendo cualquier prueba tecnológica relacionada, como el vuelo técnico de prueba de globos previsto desde [El Centro Espacial de] Esrange este verano”, dijo la SSC en un comunicado, divulgó Asia Pacific Daily el 2 de abril. 

Gates financió el polémico proyecto propuesto esta vez por la Universidad de Harvard como el Experimento de Perturbación Controlada de la Estratosfera, o SCoPEx, que intenta dispersar una nube de carbonato de calcio (tiza) en la atmósfera desde un globo de gran altitud para estudiar sus efectos sobre la luz solar que llega a la Tierra.

El primer intento programado para junio enviaría un primer globo con 600 kg de equipo científico a bordo, sobre la ciudad sueca de Kiruna ubicada en el Ártico, y liberaría 2 kg de polvos de tiza en la estratosfera a 20 kilómetros de altura y con un costo de cerca de 20 millones de dólares.

Asimismo, el objetivo es el de atenuar los rayos solares en un intento por enfriar el planeta. La cancelación de la prueba significaría un duro revés para Gates y su fundación.

Si bien no se determinó cuánto dinero donó para este experimento, antes había aportado al menos 4,6 millones de dólares a un investigador principal que trabaja para SCoPEx, David Keith, de Harvard.

Esta incursión en el equilibrio del planeta causó gran controversia, principalmente por la incertidumbre de los resultados. 

Una de sus opositoras fue la directora de Greenpeace Suecia, “Es extremadamente arriesgado en muchos sentidos. Cuando estos proyectos se llevan a cabo a una escala lo suficientemente grande como para afectar a las temperaturas globales, pueden crear choques inherentemente impredecibles en el sistema climático”, dijo a Euronews. 

La ejecución del proyecto podría dirigirse ahora a Estados Unidos, dada la tendencia del presidente, Joe Biden, a implicarse con las teorías también controvertidas del cambio climático.

Son muchos los polémicos proyectos financiados por Gates a través de la fundación en la que también participa su esposa. Uno de los más recientes contempla la posibilidad de que los países del primer mundo dejen de comer carne y la sustituyan por un producto 100% sintético.

Aparentemente, forman parte de este plan las 97.000 hectáreas de tierra cultivable que posee en EE. UU. y que lo convierten en uno de los mayores terratenientes del país.

Fuente José Hermosa – BLes.com