Breaking News

“Terminan mutilando sus cuerpos y destruyendo sus vidas”, ex transgénero apoya la ley de Arkansas contra el ‘cambio de sexo’

Walt Heyer, hombre biologicamente, fue transgénero y habla en contra de las transformaciones (flickr / HazteOir.org / Attribution-ShareAlike 2.0 Generic (CC BY-SA 2.0))

Walt Heyer, hombre biológico que fue transexual y que luego deshizo la así llamada ‘transición’ celebró la ley aprobada recientemente por el estado de Arkansas con la cual se prohíben los tratamientos médicos y operaciones de ‘cambio de sexo’ en menores de 18 años.

En una entrevista con Daily Caller el Sr. Heyer, ahora dedicado a ayudar a personas que se arrepienten de haberse sometido a estos malignos tratamientos para cambiar su sexo biológico con la mal llamada ‘percepción’ un concepto perverso de la psicología, elogió la “Ley para salvar a los adolescentes de la experimentación” (SAFE por sus siglas en inglés) con la que el estado de Arkansas prohibió que los médicos proporcionen estos procedimientos en menores de edad.

“Son demasiado jóvenes para someterse a estos procedimientos. Acaban mutilando sus cuerpos y destruyendo sus vidas, y cuando tienen 21 o 22 años, desearían no haberlo hecho nunca”, afirmó Heyer.

“Así que la única forma de protegerlos es asegurarnos de que no se los introduzca a ninguno de estos procedimientos o bloqueadores hormonales hasta que tengan al menos 19 años”, añadió. “Y entonces, ellos pueden analizarlo de otra manera”.

La ley de Arkansas primero fue aprobada por la legislatura de mayoría republicana casi unánimemente pero fue luego vetada por el gobernador Asa Hutchinson quien alegó era demasiado personal para el estado involucrarse en una decisión entre los padres, sus hijos y los médicos sobre estos peligrosos procedimientos.

Pero para Heyer quien maneja el sitio web Sex Change Regret (Arrepentidos de cambiar de sexo) la visión del gobernador es estrecha y le falta información sobre lo que realmente sucede con las personas que se someten a estos procedimientos.

“Creo que se equivoca”, dijo Heyer, sugiriendo que Hutchinson recibió una información errónea. “Entiendo por qué lo ha dicho, pero también entiendo que no está haciendo un buen balance de las consecuencias”, dijo.

Heyer recibe llamadas y mensajes de personas que después de haber completado la ‘transición’ se arrepienten y caen en una profunda depresión sabiendo que el supuesto ‘cambio de sexo’ no era la solución que esperaban y que fueron engañados para hacerlo.

Finalmente el senado de Arkansas anuló el veto del gobernador y la ley fue aprobada, siendo la primera de su tipo y estableciendo un precedente para los demás estados republicanos conservadores preocupados por el futuro y bienestar de los niños.

El testimonio de Heyer

A los 42 años de edad Walt decidió someterse al así llamada ‘cambio de sexo’ y durante 8 años vivió como mujer. Sin embargo, el cambio no disminuyó su confusión mental y eventualmente pensó en suicidarse, un estado muy común en las personas que intentan cambiar de sexo.

“La afirmación de las identidades de género/sexo cruzado es un abuso infantil, y he estado lidiando con las consecuencias en mi vida durante 75 años”, se lamentó el Sr. Heyer.

Heyer renegó de los médicos que actúan irresponsablemente y su conclusión se puede resumir en que la ciencia moderna está haciendo más daño que beneficios a la humanidad en este aspecto.

“Seré sincero contigo, he trabajado con niños que decían haber sido diagnosticados con disforia de género y que no la tienen. Lo que estamos descubriendo ahora, es que diagnostican a cualquier niño, literalmente a cualquier niño con disforia de género, lo tenga o no… Como resultado, el diagnóstico hace demasiado daño”, remarcó Heyer.

No obstante, los medios principales, la influencia de Hollywood e incluso el sistema educativo siguen empujando esta desenfrenada agenda LGBT en nuestra juventud, desatendiendo completamente los hechos, la evidencia y desempeñando un rol sumamente maligno en el futuro de los niños.

Fuente Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *