Breaking News

Tesla promociona la conducción autónoma a los consumidores

Tesla ha estado vendiendo vehículos que se anuncian como capaces de autoconducción total mientras dice a los reguladores que seguirán necesitando la supervisión humana en el futuro inmediato.

Durante años, el presidente ejecutivo de Tesla, Elon Musk, afirmó que los Tesla totalmente autónomos están a la vuelta de la esquina, con una espera de no más de un año o dos.

Sin embargo, la compañía les ha contado a los reguladores una historia muy diferente.

En correspondencia oficial con el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) de California, los abogados de Tesla admitieron recientemente que la opción valuada en $10.000 que Tesla vende como capacidad de conducción autónoma total (FSD, por sus siglas en inglés) no es, de hecho, capaz de conducir de forma totalmente autónoma.

“Actualmente, ni el piloto automático ni la capacidad FSD son un sistema autónomo”, afirmó el abogado de Tesla, Eric Williams, en una carta dirigida al DMV el 28 de diciembre, aunque eso podría cambiar más adelante, agregó.

No obstante, ello no ocurriría pronto. Musk ha tuiteado planes para un importante lanzamiento de software de conducción autónoma. Pero Williams declaró al DMV que no esperan “mejoras significativas” que permitan la conducción autónoma total, y que el “lanzamiento final” de un paquete actual de funciones que permite a los vehículos Tesla detenerse en los semáforos y girar a la izquierda y a la derecha sin intervención humana “seguirá siendo una función avanzada de asistencia al conductor de nivel 2 de SAE”. En términos sencillos, eso significa que el vehículo no puede conducirse solo, en ningún momento, sin la atención constante de un conductor humano.

Los correos electrónicos fueron revelados después de una solicitud de registros públicos de la organización de defensa de la transparencia Plainsite. Estos muestran que el DMV cuestiona a Tesla sobre la tecnología de conducción autónoma total y le pregunta a la empresa por qué no solicitó un permiso de prueba para vehículos sin conductor, como otros seis fabricantes de automóviles y empresas de tecnología.

Bryant Walker Smith, un experto en leyes de vehículos autónomos de la Universidad de Carolina del Sur, describió los correos electrónicos de Tesla como “dignos de vergüenza”. “Es tan obviamente claro que existe una contradicción entre lo que Tesla afirma como estrategia de mercadotecnia y lo que sus ingenieros y abogados le dicen al DMV”, señaló Smith. “Un lado está inflando esas expectativas, el otro lado las acomoda”.

Fuente https://www.latimes.com/

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *