Breaking News

Turquía avanza en la primera vacuna intranasal contra la COVID-19

El ministro de Industria y Tecnología de Turquía, Mustafá Varank, informó que las etapas preliminares de los ensayos se completaron con éxito y que las pruebas sobre humanos de la fase 1 comenzarán pronto.

Ankara

El ministro de Industria y Tecnología de Turquía, Mustafá Varank, dijo que un grupo de científicos de la empresa Nanografi, especializada en nanotecnología, trabaja en el desarrollo de lo que será la primera vacuna contra la COVID-19 intranasal del país.

En su discurso, durante la ceremonia de apertura de la nueva planta de producción de grafeno de Nanografi en la capital, Ankara, Varank dijo que se espera que el aerosol nasal sea más efectivo contra la enfermedad.

Varank afirmó que la vacuna intranasal apoyará los esfuerzos de Turquía en su lucha contra el coronavirus y agregó que la vacuna podría ser «remodelada» en caso de que el virus sufra mutaciones.

El ministro turco informó que las etapas preliminares de los ensayos se completaron con éxito y que los ensayos sobre humanos de la fase 1 comenzarán pronto.

«Nuestro objetivo es lanzar (una campaña de vacunación con) la vacuna intranasal este año, después de que todas las etapas clínicas finalicen con éxito», dijo el ministro.

El grafeno

Por otra parte, Varank recordó lo difícil que es procesar el grafeno y dijo que Turquía será uno de los 10 países que pueden producir grafeno a gran escala gracias a esta nueva inversión.

Varank señaló que el grafeno ayudará a fabricar materiales más duraderos, baterías recargables ultrarrápidas, aviones más rápidos y ligeros y hasta dispositivos biónicos que podrán conectarse a las neuronas del ser humano

«Se desarrollarán tecnologías médicas bioelectrónicas que ofrezcan tratamiento en tiempo real mediante la lectura y el cambio de la electricidad corporal, y se resolverán los problemas de corrosión, calentamiento y transmisión», agregó Varank.

Según un informe del Consejo de Grafeno, el costo del material, la capacidad de producción en masa, la estandarización y los procesos de certificación suponen las principales dificultades con las que se encuentran los productores de este material.

El grafeno, que está hecho de una capa de carbono muy compacto, es ligero, 200 veces más fuerte que el acero y más conductor que el cobre.

El material, puramente basado en carbono, es uno de los componentes más importantes de la nanotecnología, con un grosor de un solo átomo.

La planta producirá grafeno a bajo costo y a escala industrial con métodos respetuosos con el medio ambiente, y se espera que sea una de las más grandes del mundo en capacidad de producción.

Fuente: *Traducido por Daniel Gallego. www.aa.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *