PREVENCIA

Seguridad | Salud | Prevención

Venta ‘ilegal’ de placentas, el nuevo lucrativo negocio del PCCh

n reporte del Apple Daily, un periódico de Hong Kong reveló que en el nordeste de China el comercio “ilegal” de placentas está generando grandes ganancias al régimen comunista chino.

Un reporte del Apple Daily, un periódico de Hong Kong reveló que en el nordeste de China el comercio “ilegal” de placentas está generando grandes ganancias al régimen comunista chino.

“Comerciantes clandestinos que operan cerca de los límites provinciales de Anhui, Jiangsu y Henan han estado vendiendo placentas frescas que adquieren en hospitales, plantas de residuos médicos y funerarias de todo el país”, dice el reporte del periódico.

Un grupo de comerciantes de placentas adquirió 130.000 unidades en 2020, las cuales se venden en rangos de 13 a 90 dólares, dependiendo de si la placenta está “verificada” dado la clandestinidad del negocio, es difícil decir qué significa la “verificación” y si realmente se realiza.

Teniendo en cuenta sólo este dato, la venta de placentas podría haber generado más de 11 millones de dólares en un solo comprador.

Según Breitbart, en plataformas de compras online como TaoBao que pertenece a Alibaba, también se pueden encontrar placentas para la venta.

Los comerciantes de placentas luego las venden a los hospitales que se dedican a secarla, hacerla polvo y venderla como una especie de medicina para las personas con sistemas inmunitarios débiles y para enfermedades, como la tuberculosis, etc.

Médicos occidentales han descartado el uso del órgano temporal en la medicina debido a que este puede estar contaminado con las enfermedades de la madre, como el HIV, hepatitis B o sífilis.

Aunque el régimen chino impuso una prohibición en la venta de placentas en 2005, la existencia de plataformas online para su comercialización y que además existan hospitales que específicamente las venden para tratamientos, significa que el PCCh está lucrando con este comercio grotesco, ya que nada puede funcionar en China si no tiene la aprobación y participación del régimen.

El PCCh lucra con los hospitales militares

Existe amplia evidencia de que el régimen comunista chino utiliza a los prisioneros de conciencia, principalmente practicantes de Falun Dafa, que están detenidos en las prisiones o centros de detenciones para sacarles sus órganos mientras están vivos y venderlos para trasplantes.

La vasta mayoría de estas operaciones se realizan en hospitales militares, por eso no es extraño que el PCCh utilice este tipo de “comercio ilegal” para lucrar.

Según la investigación llevada a cabo por dos abogados canadienses, China tuvo un promedio de 100.000 trasplantes de órganos anuales.

A pesar de que las autoridades comunistas intentaron justificar que los órganos provenían de prisioneros ejecutados, China solo ejecutó 1000 prisioneros por año.

Un trasplante de hígado, el cual fue sustraído de una persona inocente la cual murió en el proceso, cuesta 96.000 dólares y un riñón 48.000 dólares en China.

Huang Jiefu, presidente y director del comité nacional de donación y trasplante de órganos declaró a la revista Caijing: “El trasplante de órganos se está convirtiendo en una herramienta para que los hospitales ganen dinero”.

Fuente: Alvaro Colombres Garmendia Bles

Compartir