Breaking News

«Verduras caben en la punta de la uña»: México sanciona marcas de sopas instantáneas con contenido engañoso

El Gobierno mexicano implementó un operativo en tiendas de autoservicio y establecimientos comerciales para retirar cerca de 130.000 sopas instantáneas que tenían información engañosa en su etiqueta o ni siquiera mostraban los nutrientes de los productos. 

«Besando a un pollo yo creo tiene uno más pollo que con esa sopa», dijo este lunes Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), al referirse a Buldak Cheese, uno de los 12 productos —de nueve marcas distintas— que fueron sancionados con la inmovilización por una suma de irregularidades en detrimento de la salud de los ciudadanos. 

Denuncias

Profeco indagó este sector debido a que México es el segundo mayor consumidor de sopas instantáneas en América Latina. Además, el organismo acumulaba 68 denuncias relacionadas con estos productos.

Así, el Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor revisó 33 productos de sopas instantáneas hechas a base de fideo o de pasta tipo ramen con una variedad de sabores —queso, tomate, curri— y que anunciaban ser ricos en distintas proteínas —como pollo y carne—, y determinó que muchos abundan en harinas, aceites vegetales, azúcares, antioxidantes sintéticos, conservadores, sodio, potenciadores de sabor y grasa de pollo o leche. 

Sheffield hizo referencia a Maruchan Ramen, un producto cuyo empaque muestra abundantes chícharos y zanahorias, pero cuyo contenido en verduras «cabe en la punta de la uña», ejemplificó el procurador federal del consumidor. Este producto contiene solo 0,0085 gramos de verduras deshidratadas por envase

En otras sopas instantáneas, como la elaborada por la marca Nissin, se menciona que tiene «sabor a pollo» porque únicamente contiene saborizantes. Mientras que la pasta de Knorr no cumple con las especificaciones de Profeco, debido a que no informa a los consumidores sobre la cantidad real de azúcares añadidas que contiene. Además, las autoridades informaron que dos productos disponibles en los supermercados —J-Basket y Chikara Udon— no tenían las instrucciones de uso en español

«Por eso luego estas sopas son tan atractivas, tienen mucha sal, tienen mucha azúcar, sabe bueno, pero no es tan bueno para uno», resumió Sheffield sobre el consumo de estos productos y los efectos que tienen en la salud. 

El consumo en exceso de estos productos ocasiona diabetes, obesidad e hipertensión, según se desprende de la investigación de Profeco. 

Fuente: RT

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *