Compartir

Pyongyang afirmó que el sistema es capaz de «aniquilar grupos de barcos enemigos» sin ser detectado.

Corea del Norte ha probado una nueva «arma estratégica nuclear submarina», diciendo que la plataforma puede producir un «tsunami radiactivo». La RPDC afirmó que se ha visto obligada a fortalecer su «disuasión de guerra» en medio de una ráfaga de ejercicios militares por parte de Washington y Seúl.

Una serie de pruebas se llevaron a cabo entre el martes y el jueves de esta semana por el ejército norcoreano y fueron supervisadas por el líder supremo Kim Jong-un, informó la Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA). Las pruebas tenían la intención de confirmar la «capacidad de ataque letal» de la nueva «arma secreta», que ha sido apodada «Tsunami».

«La misión del arma estratégica nuclear submarina es sumergirse sigilosamente en el área operativa … y aniquilar a los grupos de barcos enemigos y los principales puertos de operación generando un tsunami radiactivo súper poderoso a través de explosiones submarinas», dijo el medio, y agregó: «Esta nave de ataque submarino nuclear no tripulada se puede poner en funcionamiento remolcando a cualquier costa o puerto o buque de superficie».

Con el desarrollo a partir de 2021, el sistema ha sido sometido a unas 50 rondas de pruebas entre bastidores en los últimos dos años, y fue creado para «verificar la superioridad militar y tecnológica del ejército agresor imperialista», agregó KCNA, refiriéndose a los Estados Unidos.

Pyongyang dijo que enfrentaba una situación de seguridad «peligrosa» debido a un flujo casi constante de ejercicios militares liderados por Estados Unidos con Corea del Sur, que la RPDC ha denunciado repetidamente como ensayos para una invasión. Agregó que la postura hostil de Washington hacía «imperativo que prioricemos el fortalecimiento cuantitativo de la fuerza nuclear», enfatizando la necesidad de una «disuasión de guerra más fuerte».

Corea del Norte ha llevado a cabo decenas de pruebas de armas en los últimos meses, incluidos varios lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales (ICBM), como demostración a Estados Unidos y sus aliados regionales. Si bien los funcionarios estadounidenses han denunciado tales pruebas como provocativas y perjudiciales para la estabilidad en Asia-Pacífico, la RPDC ha insistido en su derecho a avanzar en sus capacidades militares y dice que su arsenal nuclear es solo para fines defensivos.

Sin embargo, a pesar de las ominosas advertencias de Washington con respecto a las armas de la RPDC, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, dijo a los periodistas el miércoles que «no hay indicios» de que un «ataque real de Corea del Norte sea inminente», sugiriendo que Pyongyang no representa una amenaza inmediata para Estados Unidos o sus socios.

Fuente RT


Descubre más desde PREVENCIA

Subscribe to get the latest posts sent to your email.

Deja un comentario

Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo