white american airplane parked on airport

Photo by Quintin Gellar on Pexels.com

Compartir

La Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) ha advertido sobre piezas potencialmente defectuosas en el suministro de oxígeno de emergencia

Más de 2.500 aviones Boeing 737 deben ser inspeccionados debido a un posible problema con los generadores de oxígeno de emergencia, dijo el lunes la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA).

En caso de despresurización de la cabina, las máscaras de oxígeno caen de los compartimentos superiores. Después de que Boeing detectara que algunos de los generadores podrían no funcionar debido a una falla en las correas de retención, la FAA emitió una Directiva de Aeronavegabilidad que requería su inspección inmediata.

El pedido afecta a unos 2.600 modelos Boeing 737 Max y Next Generation. Las aerolíneas tienen entre 120 y 150 días para terminar las inspecciones y emprender «acciones correctivas» si es necesario, y se les ha prohibido instalar piezas potencialmente defectuosas.

El 17 de junio, Boeing envió un memorando a los clientes de las aerolíneas identificando un posible problema con el suministro de oxígeno de emergencia. Bajo ciertas circunstancias, dijo el fabricante de aviones, las correas de sujeción de los generadores podrían desplazarse hasta 1,9 centímetros, lo que impediría que funcionaran correctamente. La compañía culpó a un adhesivo defectuoso, que se introdujo en 2019.

«Hemos vuelto al adhesivo original para todas las entregas nuevas para garantizar que los generadores permanezcan firmemente en su lugar». dijo Boeing en un comunicado. Las inspecciones de los aviones no entregados no han identificado ninguna unidad que se haya visto afectada por la falla, agregó la compañía.

Si bien el boletín de Boeing pedía inspecciones visuales, la directiva de la FAA tiene fuerza de ley. Las aerolíneas están obligadas a revisar todos los generadores y reemplazar las correas defectuosas. Un 737 promedio tiene 61 generadores de oxígeno, con dos correas cada uno, aunque las configuraciones pueden variar según la aerolínea.

El anuncio del lunes se produce menos de un día después de que Boeing fuera multada con 243,6 millones de dólares por no cumplir con los términos de su acuerdo de 2021 con el gobierno de Estados Unidos. Tras una serie de accidentes mortales del 737 Max, que provocaron la inmovilización de toda la flota en 2019-2020, Boeing había acordado pagar más de 2.500 millones de dólares para evitar ser procesado por engañar a la FAA sobre los fallos del piloto automático.

Boeing es el último fabricante de grandes aviones comerciales que queda en Estados Unidos. Según el acuerdo de culpabilidad del domingo, el fabricante acordó invertir al menos 455 millones de dólares en los próximos tres años para mejorar sus programas de seguridad y cumplimiento y someterse a un período de prueba de tres años por parte de un monitor especial designado por el gobierno.

Fuente RT


Descubre más desde PREVENCIA

Subscribe to get the latest posts sent to your email.

Deja un comentario

Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo