EE.UU. y Reino Unido anuncian nuevos ataques contra los hutíes

0
Compartir

El ejército británico se unió al bombardeo de Yemen por segunda vez

Bombarderos estadounidenses volvieron a atacar instalaciones hutíes en Yemen el lunes, dijo el Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM). Es la segunda vez que los bombarderos británicos participan en la operación, ahora conocida como ‘Poseidon Archer’.

Los aviones de la Real Fuerza Aérea (RAF) con base en Chipre habían participado en el ataque del 11 de enero, mientras que Estados Unidos utilizó misiles de crucero y aviones del USS Eisenhower. Desde entonces, Estados Unidos ha llevado a cabo seis ataques más por su cuenta, supuestamente dirigidos a misiles hutíes mientras se preparaban para su lanzamiento.

Las fuerzas estadounidenses y británicas «llevaron a cabo ataques contra 8 objetivos hutíes» en Yemen justo antes de la medianoche del lunes, dijo el CENTCOM en X (anteriormente Twitter). «Los objetivos incluían sistemas de misiles y lanzadores, sistemas de defensa aérea, radares e instalaciones de almacenamiento de armas profundamente enterradas».

Según el CENTCOM, los ataques se llevaron a cabo «junto con las Fuerzas Armadas del Reino Unido y con el apoyo de Australia, Bahréin, Canadá y los Países Bajos».

Aunque todos los países nombrados se han comprometido a participar en la Operación Guardian de la Prosperidad liderada por Estados Unidos, cuyo objetivo es garantizar la seguridad del transporte marítimo internacional, el ejército estadounidense insistió en que los ataques eran «separados y distintos de la operación multinacional de libertad de navegación».

Más temprano el lunes, CNN informó que el Pentágono nombró a la misión de ataque Operación Neptune Archer, lo que sugiere un compromiso a largo plazo de Estados Unidos para bombardear a los hutíes. El Washington Post informó durante el fin de semana que el objetivo de Estados Unidos era «degradar y destruir sus capacidades», citando a funcionarios que querían permanecer en el anonimato.

El CENTCOM ha acusado a los hutíes de «ataques imprudentes e ilegales contra barcos estadounidenses y británicos, así como contra buques comerciales internacionales en el Mar Rojo, el estrecho de Bab Al-Mandeb y el golfo de Adén».

El ataque se produce después de una llamada entre el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro del Reino Unido, Rishi Sunak, en la que discutieron la situación en Yemen.

Los hutíes anunciaron a finales de octubre que atacarían todos los barcos vinculados a Israel en el Mar Rojo hasta que se levantara el bloqueo de Gaza, y desde entonces han atacado varios buques mercantes. Después de los ataques del 11 de enero, ampliaron la lista de objetivos a los barcos británicos y estadounidenses.

Los ataques hutíes han tenido un impacto en la industria naviera mundial más que la pandemia de Covid-19, dijo la semana pasada la firma de asesoría marítima Sea-Intelligence. Aproximadamente el 15% del comercio marítimo mundial pasa por la región.

Ante el aumento de las primas de seguros, las principales aerolíneas occidentales, como Maersk, MSC, CMA CGM y Hapag-Lloyd, han optado por desviar sus cargamentos por África, lo que requiere más tiempo y combustible.

Fuente RT


Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo