El líder republicano de EE.UU. acusa a Biden de mentir

0
Compartir

El presidente ha afirmado que no puede detener el flujo récord de inmigración ilegal a través de la frontera sur del país sin el respaldo del Congreso

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, no requiere una ley del Congreso para cerrar la frontera sur del país con México, escribió el sábado el presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, en una publicación en X (antes Twitter), criticando al presidente por su respaldo al «acuerdo fronterizo» del Senado. 

Biden puede poner fin unilateralmente al número récord de cruces ilegales con una acción ejecutiva. Pidió al presidente que «comience por usar la amplia autoridad legal que ya posee» para «revertir la catástrofe que ha creado». 

Los puntos de partida podrían incluir «poner fin a la captura y liberación, cesar la explotación de la autoridad de libertad condicional, restablecer el programa Permanecer en México, ampliar el uso de la autoridad de deportación acelerada y renovar la construcción del muro fronterizo», continuó Johnson. Señaló que ya le había propuesto estas soluciones a Biden en varias ocasiones.

La mayoría de las soluciones propuestas por Johnson implican restablecer las políticas del predecesor de Biden, Donald Trump, quien está haciendo campaña para regresar a la Casa Blanca en 2024 con una plataforma que incluye el cierre de la frontera el primer día de esta presidencia y la deportación de un número masivo de extranjeros ilegales.

Al igual que Johnson, Trump ha ridiculizado la idea de que Biden necesita la aprobación del Congreso para frenar el torrente de inmigrantes ilegales que inundan Estados Unidos desde el sur. El expresidente argumentó que no requirió «un proyecto de ley» para asegurar la frontera durante su propia presidencia.

Biden elogió la legislación el viernes como «el conjunto de reformas más duras y justas para asegurar la frontera que hemos tenido en nuestro país», explicando que le daría «una nueva autoridad de emergencia para cerrar la frontera cuando se vea abrumada». Reconoció que la frontera entre Estados Unidos y México estaba «rota», afirmando que «ya era hora de arreglarla» y prometiendo usar su nueva «autoridad de emergencia» de inmediato si se aprobaba la ley.

Johnson había advertido previamente a sus colegas republicanos en una carta el viernes que el acuerdo fronterizo estaría «muerto a su llegada» a la Cámara de Representantes si los detalles que se informan en los medios eran precisos. Esto sería a pesar de que los republicanos del Senado dieran luz verde a la legislación. Se dice que el llamado acuerdo de inmigración financiará la aplicación de la ley fronteriza a cambio de más ayuda militar a Ucrania, a lo que muchos legisladores republicanos se han opuesto ferozmente.

Según el Washington Post, el paquete legislativo permitirá hasta 5.000 cruces ilegales por día antes de negar a los recién llegados el acceso al sistema de asilo, lo que equivale a 150.000 cruces ilegales por mes o 1,8 millones por año. Los migrantes que ingresen después de este número serían expulsados de inmediato, y las solicitudes de asilo solo se reabrirían cuando los cruces diarios cayeran por debajo de 3.750.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. informó de un récord de 302.024 encuentros en la frontera sur de EE. UU. en diciembre de 2023, y la gran mayoría, casi 250.000, se produjeron entre puertos de entrada, es decir, ilegalmente.

Fuente: RT


Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo