¿Quién es Geert Wilders, el ganador de las elecciones holandesas anti-islam?

0
Compartir

Aunque se considera liberal, el político ha sido un crítico abierto de la religión y ha enfrentado amenazas de muerte por sus opiniones

Geert Wilders es un incondicional de la oposición holandesa, cuyas controvertidas opiniones sobre la inmigración y el islam lo han llevado a vivir bajo protección policial durante casi dos décadas. Ahora, tras una nueva victoria electoral, tiene la oportunidad de convertirse en el próximo primer ministro de los Países Bajos.

El Partido por la Libertad (PVV) de Wilders obtuvo 37 escaños en las elecciones generales del miércoles, duplicando con creces su presencia en el Parlamento y convirtiéndolo en el partido más grande del país. Después de décadas en la oposición, Wilders declaró en su discurso de victoria que tiene la intención de formar un gobierno y está «seguro de que puede llegar a un acuerdo» con la derecha tradicional, que durante años se ha negado a trabajar con el PVV.

Wilders comenzó su carrera política como miembro del Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD) del primer ministro saliente Mark Rutte. Tras el asesinato de Pim Fortuyn, un popular político y crítico del islam, en 2002, Wilders pronunció una serie de discursos condenando el multiculturalismo y la inmigración islámica. Cuando el VVD apoyó la candidatura de Türkiye a la UE en 2004, Wilders se separó del partido y formó el PVV.
En un manifiesto publicado dos años después, Wilders pidió una moratoria sobre toda la inmigración no occidental a los Países Bajos, la prohibición de la fundación de nuevas mezquitas y un impuesto sobre el uso del hiyab por parte de las mujeres musulmanas.
Wilders llegó a llamar al profeta islámico Mahoma «el diablo», al Corán «un libro fascista» que debería ser prohibido y a los inmigrantes marroquíes «terroristas callejeros».

Blanco de los extremistasLas posiciones de línea dura de Wilders y su proclividad a las acrobacias políticas, incluida su organización de un «concurso de caricaturas del profeta Mahoma» en 2019, han dado lugar a amenazas de muerte por parte de predicadores extremistas y organizaciones terroristas, incluida Al Qaeda. Fue puesto bajo protección policial en 2004, después de que se descubrieran planes para su asesinato, y hasta el día de hoy es vigilado las 24 horas del día, los 7 días de la semana por agentes armados.
Wilders ha sido juzgado dos veces por incitación al odio en los Países Bajos. En 2016, un tribunal lo declaró culpable de incitar a la «discriminación y al odio» por un discurso que pronunció dos años antes, en el que preguntó a sus partidarios si querían «menos marroquíes» en el país. El veredicto fue anulado en 2020.

Un liberal de derechasAunque Wilders es descrito a menudo en los medios de comunicación como «de extrema derecha», rechaza la etiqueta y se ha distanciado de otros movimientos de derecha europeos. «Tengo mucho miedo de que me vinculen con los grupos fascistas derechistas equivocados», dijo a The Guardian en 2008, explicando en entrevistas posteriores que ve al islam como una amenaza para los derechos de las mujeres y LGBT, la libertad de expresión y la tolerancia social.

Wilders bajó el tono de su retórica antiislámica durante la campaña de este año, aunque la inmigración siguió siendo el centro de atención. Su manifiesto prometía congelar la admisión de solicitantes de asilo, la deportación de inmigrantes criminales y dar prioridad a los holandeses nativos para la vivienda social.
«Los Países Bajos serán devueltos a los holandeses», dijo en su discurso de victoria, declarando que «el tsunami de asilos será frenado». En un guiño a los posibles socios de la coalición, probablemente el VVD o el recién formado y centrista Nuevo Partido Contrato Social, agregó que todas sus propuestas estarán «dentro de la ley y la constitución».
En el manifiesto de este año, Wilders también propuso celebrar un referéndum sobre la salida de la UE o reducir drásticamente las contribuciones de los Países Bajos a la unión, eliminar la legislación climática y detener las transferencias de armas a Ucrania.
Si bien Wilders ha condenado la operación militar de Rusia en Ucrania, argumenta que los Países Bajos deberían reforzar su propio ejército en lugar del de Kiev. Wilders también ha prometido bloquear la adhesión de Ucrania a la UE y a la OTAN, y ha calificado las sanciones contra Rusia de «ineficaces y también malas para los Países Bajos».

¿El próximo primer ministro?«Queremos gobernar y… gobernaremos», dijo Wilders en el discurso del miércoles por la noche. Para ello, Wilders necesitará el respaldo de otros 38 legisladores para conformar la mayoría, una situación que podría llevar a largas conversaciones y compromisos por parte del líder del PVV. El líder del Nuevo Contrato Social, Pieter Omtzigt, dijo que su partido está «disponible para gobernar», lo que podría sumar otros 20 escaños, mientras que Thierry Baudet, cuyo derechista Foro para la Democracia (FVD) logró asegurar solo tres escaños, dijo que «contribuiría (…) de ninguna manera».
Con 24 escaños, el VVD, de centroderecha, es un posible socio de coalición, ya que se aseguró el apoyo del PVV para formar gobierno en 2010. Sin embargo, el acuerdo se vino abajo en dos años, y el actual líder del VVD, Dilan Yesilgoz, ha descartado previamente entrar en una coalición con Wilders.

Fuente: RT


Descubre más desde PREVENCIA

Subscribe to get the latest posts sent to your email.

Deja un comentario

Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo