soldier holding rifle

Photo by Pixabay on Pexels.com

Compartir

Lo que comenzó como una operación militar se ha intensificado después de que Occidente se convirtiera en participante, dijo Dmitry Peskov

La operación militar rusa en Ucrania se ha convertido en una guerra en toda regla después de que Occidente se convirtiera en participante en el conflicto, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, en una entrevista con medios nacionales publicada el viernes.

Moscú seguirá persiguiendo su objetivo de garantizar que el ejército ucraniano no pueda representar una amenaza para los ciudadanos o el territorio rusos, dijo el portavoz al periódico Argumenti i Fakty, señalando que el país ahora tiene cuatro nuevos sujetos federales que deben ser protegidos y liberados completamente de las fuerzas de Kiev.

Peskov subrayó que Rusia no puede permitir la existencia en sus fronteras de un Estado que afirma públicamente que se apoderará de la península de Crimea, así como de los nuevos territorios de Rusia, refiriéndose a las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk y a las regiones de Zaporozhye y Kherson.

«Estamos en guerra» Peskov declaró, explicando que si bien el conflicto comenzó como una operación militar especial, tan pronto como «el Occidente colectivo se convirtió en participante de esto del lado de Ucrania, para nosotros se convirtió en una guerra».

En una conversación telefónica con periodistas más tarde ese mismo día, Peskov explicó que a pesar de que el conflicto «se ha convertido de facto en una guerra», legalmente sigue clasificado en Rusia como una operación militar especial y que nada ha cambiado en ese sentido.

El Ministerio de Defensa ruso informó recientemente que desde el inicio de la operación militar en Ucrania en febrero de 2022, más de 13.000 ciudadanos extranjeros han participado en los combates del lado de las fuerzas de Kiev.

De estos combatientes, que Moscú describe como mercenarios, unos 5.962 han sido «eliminados», según el ministerio. La mayoría de ellos procedían de Polonia, Georgia, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Rumanía, Alemania y Francia, informó.

El jefe del Servicio de Inteligencia Exterior (SVR) de Rusia, Sergey Naryshkin, afirmó a principios de esta semana que Francia está preparando sus fuerzas para su despliegue en Ucrania y supuestamente está buscando enviar hasta 2.000 soldados para luchar por Kiev.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha insinuado en las últimas semanas el posible despliegue de fuerzas de la OTAN en Ucrania, afirmando que no podía «excluir» esta posibilidad al tiempo que calificaba a Rusia de «adversario». 

Moscú ha advertido que tal paso probablemente conduciría a un choque directo entre las fuerzas rusas y de la OTAN, lo que, según el presidente Vladimir Putin, estaría «a un paso de una Tercera Guerra Mundial a gran escala».

Fuente RT


Descubre más desde PREVENCIA

Subscribe to get the latest posts sent to your email.

Deja un comentario

Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo