Siemens revela enormes pérdidas a la salida de Rusia

0
Compartir

El gigante industrial alemán sufrió un golpe de 600 millones de euros, según su informe anual
Siemens revela enormes pérdidas a la salida de Rusia

El conglomerado multinacional alemán Siemens ha revelado que sufrió pérdidas de 600 millones de euros (650 millones de dólares) como resultado de su decisión de abandonar el mercado ruso en medio de la presión occidental y las sanciones relacionadas con Ucrania a Moscú.

En su informe para el año fiscal 2023, la compañía anunció que «la liquidación de las actividades comerciales en Rusia un año antes cargó las ganancias del año anterior en 0,6 mil millones de euros en deterioros y otros cargos».

Según los informes, las pérdidas fueron sufridas por la subsidiaria del grupo, Siemens Mobility. El conglomerado había creado una red de depósitos en Rusia para el mantenimiento y la reparación de los trenes Sapsan y Lastochka en cooperación con los ferrocarriles rusos. Sus filiales producían convertidores de frecuencia y motores de tracción.

A principios de este mes, los medios alemanes informaron que Siemens, Volkswagen Bank y otros gigantes corporativos habían solicitado una compensación a Berlín por las pérdidas financieras relacionadas con sus retiros de Rusia. Según los informes, las empresas planean utilizar el mecanismo de garantía del gobierno alemán.

Un tribunal ordena a Siemens entregar trenes a RusiaLEER MÁS: Un tribunal ordena a Siemens entregar trenes a Rusia
Siemens había estado operando en Rusia desde 1852, cuando la compañía se dedicaba al tendido de líneas telegráficas. El grupo anunció sus planes de salida en mayo de 2022, bajo la presión del gobierno alemán después de que la UE impusiera sanciones relacionadas con Ucrania contra Rusia. Siemens había dicho anteriormente que dejaría de suministrar a Rusia y Bielorrusia, y luego suspendió un contrato con Russian Railways para la entrega de trenes Sapsan.

Al comentar la decisión, el jefe de Ferrocarriles Rusos, Oleg Belozerov, señaló que la compañía alemana continuaría manteniendo sus trenes.

A principios de este año, el Tribunal de Arbitraje de Moscú dictaminó que la negativa de Siemens Mobility a cumplir su contrato con Russian Railways era ilegal, y ordenó a la empresa alemana que entregara trenes de alta velocidad.

La presidenta del Consejo de la Federación de Rusia, Valentina Matvienko, había declarado previamente que Siemens podría ser reemplazada por otras corporaciones, incluida la rusa Uralvagonzavod y las empresas del grupo Sinara.

Fuente RT


Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo