pexels-photo.jpg

Photo by freestocks.org on Pexels.com

Compartir

Según el informe, los canales revisados promovían contenidos que socavan el consenso científico sobre el cambio climático.

YouTube gana millones de dólares al año con la publicidad de canales que hacen afirmaciones falsas sobre el cambio climático porque los creadores de contenido utilizan nuevas tácticas que eluden las políticas de la red social para combatir la desinformación, según un informe publicado el martes.

El Center for Countering Digital Hate (CCDH) utilizó inteligencia artificial para revisar las transcripciones de 12,058 videos de los últimos seis años en 96 canales de YouTube, propiedad de Alphabet.

Según el informe, los canales revisados promovían contenidos que socavan el consenso científico sobre el cambio climático, según el cual el comportamiento humano está contribuyendo a los cambios a largo plazo en la temperatura y los patrones climáticos.

CCDH, una organización sin ánimo de lucro que vigila la incitación al odio en internet, afirma que su análisis reveló que el contenido que niega el cambio climático se ha alejado de las falsas afirmaciones de que el calentamiento global no está ocurriendo, o que no está causado por los gases de efecto invernadero producidos por la quema de combustibles fósiles.

Según la política de Google, los videos que defienden tales afirmaciones tienen explícitamente prohibido generar ingresos publicitarios en YouTube.

YouTube busca dejar de monetizar videos que nieguen el cambio climático

En cambio, según el informe, el año pasado el 70% de los contenidos que negaban el cambio climático en los canales analizados se centraban en atacar las soluciones climáticas por inviables, presentar el calentamiento global como inofensivo o beneficioso, o tachar a la ciencia climática y al movimiento ecologista de poco fiables. Esta cifra es superior al 35% registrado cinco años antes.

“Se abrió un nuevo frente en esta batalla”, dijo Imran Ahmed, director general de CCDH, en una llamada con periodistas. “Las personas a las que hemos estado observando pasaron de decir que el cambio climático no está ocurriendo a decir ahora: ‘Eh, el cambio climático está ocurriendo, pero no hay esperanza. No hay soluciones’”.

Según el CCDH, YouTube genera hasta 13.4 millones de dólares al año con los anuncios de los canales analizados en el informe. El grupo afirma que el modelo de inteligencia artificial se diseñó para poder distinguir entre el escepticismo razonable y la información falsa.

En un comunicado, YouTube no hizo comentarios directos sobre el informe, pero defendió sus políticas.

“El debate o la discusión de temas relacionados con el cambio climático, incluidos los relacionados con las políticas públicas o la investigación, están permitidos”, dijo un portavoz de YouTube. “Sin embargo, cuando el contenido cruza la línea hacia la negación del cambio climático, dejamos de mostrar anuncios en esos videos”

El CCDH pidió a YouTube que actualizara su política sobre contenidos que niegan el cambio climático y afirmó que el análisis podría ayudar al movimiento ecologista a combatir más ampliamente las falsas afirmaciones sobre el calentamiento global.

Fuente Forbes


Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo