PREVENCIA

Seguridad | Salud | Prevención

Estragos de la vacunación: Cerca de 3.900 muertos entre Estados Unidos y la Unión Europea

Otro tipo de reacciones adversas registradas en EE. UU. ascienden a 19.907, en Italia a 27.917 y en la UE el sitio web corporativo de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por la sigla en inglés) anunció 34.733 para un total de 86.439 tan solo en estos países, según el medio alternativo italiano Gospa News del 6 de marzo.
Una mujer recibe la vacuna covid-19 en el estadio Gillette de Massachusetts. (Twitter/@newscientist).

La vacunación contra el virus PCCh (Partido Comunista de China) aumenta las reacciones adversas entre quienes la reciben, siendo la peor de ellas la muerte que deja un saldo de 1.095 fallecidos en Estados Unidos y 2.787 en la Unión Europea, de acuerdo con los reportes.

Otro tipo de reacciones adversas registradas en EE. UU. ascienden a 19.907, en Italia a 27.917 y en la UE el sitio web corporativo de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por la sigla en inglés) anunció 34.733 para un total de 86.439 tan solo en estos países, según el medio alternativo italiano Gospa News del 6 de marzo. 

Además de los choques anafilácticos o reacciones alérgicas agudas y potencialmente mortales, las personas que recibieron vacunas de las marcas Pfizer, Moderna y AstraZeneca sufrieron de otras reacciones adversas.

Entre ellas se encontraron hemorragias gastrointestinales, trastornos del sistema nervioso, del respiratorio y del cardiovascular y, adicionalmente, muchísimas infecciones, incluso por el mismo virus PCCh.

Los casos en Italia resultan alarmantes para el autor Fabio Giuseppe Carlo Carisio: “ya que el número de efectos no deseados ha superado incluso al de los Estados Unidos de América, que tienen 328 millones de habitantes frente a los 60 millones de italianos”, escribió. 

En este contexto, para el periodista italino Cesare Sacchetti: “El verdadero virus no es Covid [virus PCCh]. El virus es la vacuna”, según una serie de tuits. 

“Según el informe de incidentes adversos de los CDC de EE. UU., 966 personas de 19.769 murieron después de recibir las vacunas de ARNm Covid. Esta es una tasa de mortalidad del 5%. La tasa de mortalidad de Covid es del 0,13%. Es cierto. Hay un virus letal, pero no es Covid. Es la vacuna Covid”, concluyó ante las cifras que presentó el 7 de marzo. 

El día anterior también había presentado cifras sobre las reacciones adversas y mortales de las vacunas contra quienes las tomaron. 

Sacchetti incluso respalda sus comentarios sobre las fallas en la vacunación contra el virus PCCh, presentando casos concretos de muertes inexplicables que tampoco fueron investigadas.

“Su nombre era Michela Foderini. Era una corredora italiana de 49 años. Recibió la vacuna Covid el 5 de febrero. Murió el 26 de febrero. No se realizó ninguna autopsia. La gente no está muriendo por la falsa enfermedad. La gente está muriendo por la falsa cura”, tuiteó el 6 de marzo. 

También insiste en la manipulación que se ejerce con la supuesta peligrosidad del virus PCCh, en diferentes partes del mundo y dependiendo de la oportunidad. 

“Esta foto fue tomada ayer durante la visita de Bergoglio en Irak. Sin máscaras. Sin distanciamiento. Covid es un interruptor. Lo encienden para la gente normal que ha aceptado ser tratada como ganado. Lo apagan para ellos. La estafa sigue estando a la vista de los que quieren verla”, escribió Sacchetti.

En este sentido llama la atención la presión ejercida por el NHSI organismo de Inglaterra responsable de supervisar los fideicomisos de la fundación del Servicio Nacional de Salud, en sus instrucciones sobre la vacunación, que el usuario de Twitter @DDawgly llama “chantaje emocional”, en un mensaje.

“Unidad de Cambio de Conducta del NHS Improvement – Orientación sobre el chantaje emocional: ‘Explicar las implicaciones de no estar vacunado para ver a los seres queridos centrándose en el posible arrepentimiento que uno podría sentir si no se vacunara y posteriormente infectara a otro’”, resaltó @DDawgly.

Fuente José Hermosa – BLes.com

Compartir