29 febrero, 2024

El actor de ‘La Pasión de Cristo’ habló sobre niños en túneles y sobre el adrenocromo

0
Compartir

La conferencia de Salud y Libertad, organizada por el Rhema Bible College en Tulsa, Oklahoma, ha visto a algunos destacados oradores conservadores el pasado fin de semana.

Entre ellos se encontraba el actor Jim Caviezel, conocido por protagonizar la película “La pasión de Cristo”, dirigida por Mel Gibson.

La película que protagoniza ahora junto a a Mira Sorvino, fuera de las esferas de la élite de Hollywood, se llama “Sounds of freedom”, y habla sobre el tráfico de niños y sobre una terrible sustancia llamada “adrenocromo”.

El actor cuenta sobre su próxima película, Sound of Freedom (El Sonido de la Libertad), en la que interpreta a Timothy Ballard, un ex agente especial del Departamento de Seguridad Nacional, que trabaja para rescatar y liberar a esclavizados y rehenes.

En el video particularmente menciona a los niños que son secuestrados con el fin de torturarlos hasta la muerte, para utilizar el adrenocromo que liberan cuando están en una situación de pánico extremo.

Como ha comenzado a salir a la luz cada vez con más fuerza, estos aberrantes hechos son cometidos por muchas personalidades de la élite mundial, que utilizan el adrenocromo extraído de los niños a quienes torturan, como una droga.

En la presentación de la película, habló abiertamente sobre esto:

«Sound of Freedom» se presentó en la Conferencia de Salud y Libertad en Tulsa, Oklahoma.
Jim Caviezel habló sobre los niños que fueron retirados de los túneles y definió el significado de la palabra adrenocromo … pic.twitter.com/cldSCciGhB— Enit Cesar Vilca Mor (@samaelloord) April 19, 2021

Además mencionó que en La película “La pasión de Cristo” fue muy difícil de rodar y también sucedieron muchos milagros inesperados.

Durante el rodaje, Jim Caviezel (interpretando a Jesús) perdió 20 kilos, fue alcanzado por un rayo, accidentalmente azotado con un látigo dos veces, se dislocó el hombro y sufrió de neumonía e hipotermia de estar colgando casi desnudo en una cruz durante varias horas afuera.

“No quiero que la gente me vea a mí. Solo quiero que vean a Jesús. Y a través de eso las conversiones ocurrirán”, dijo el actor.

Y los milagros ocurrieron: Pedro Sarubbi que interpretaba a Barrabás, al representar esa parte sintió que no fue Caviezel el que lo miró sino el propio Jesucristo. “Sus ojos no tenían odio ni resentimiento conmigo, solo misericordia y amor”.

Luca Lionello el artista que interpretó a Judas, era un declarado ateo antes de comenzar el rodaje. Al terminar se convirtió, confesó y bautizó a sus hijos. Uno de los jefes técnicos que era musulmán también se convirtió al cristianismo.

A pesar de su excelente actuación, Hollywood nunca convocó a Caviezel para otra película. Realmente esta molestó a las élites oscuras. Es más, Mel Gibson pagó 30 millones de dólares de su propio bolsillo por la producción porque ningún estudio se haría cargo del proyecto y aún hoy sigue pagando por ello porque las élites hollywoodenses y satanistas no se lo perdonan.

Al fin y al cabo, todo caerá por su propio peso y toda la verdad saldrá a la luz.

Fuente Tierra Pura

Deja un comentario

Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo