El presidente electo más joven de África asume el poder

0
Compartir

Bassirou Diomaye Faye, quien fue liberado de prisión pocos días antes de las elecciones del mes pasado en Senegal, prestó juramento como nuevo líder del país el martes

El líder opositor senegalés Bassirou Diomaye Faye, quien fue liberado pocos días antes de las elecciones del 24 de marzo en la nación de África Occidental, prestó juramento como presidente.

Faye obtuvo el 54,28% de los votos, derrotando a otros 18 contendientes, incluido el candidato del partido gobernante saliente, el ex primer ministro Amadou Ba, según los resultados anunciados por el tribunal de apelaciones de Senegal la semana pasada.

En una serie de declaraciones publicadas en X (antes Twitter) después de jurar el cargo el martes, Faye dijo que su victoria refleja un «profundo deseo de cambio sistémico» en la ex colonia francesa.

«Me comprometo, promoviendo el culto al trabajo, la ética de la gestión, la disciplina y el amor a la patria, a poner a Senegal en el camino del progreso económico y social de manera decidida y sostenible», prometió el ex inspector fiscal de 44 años.

A la toma de posesión de Faye en la ciudad de Diamniadio, cerca de la capital, Dakar, asistieron sus dos esposas, varios presidentes y representantes gubernamentales de la región de África Occidental, y el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat.

El nuevo presidente nombró a Ousmane Sonko, el líder opositor al que sustituyó en las elecciones, como primer ministro de Senegal horas después de jurar el cargo.

Faye y Sonko, cofundadores del ahora desaparecido Partido Patriotas por el Trabajo, la Ética y la Fraternidad (PASTEF, por sus siglas en inglés), recibieron amnistía política menos de dos semanas antes de la votación. Habían sido encarcelados por presunta difamación e incitación a la rebelión. Ambos hicieron campaña bajo el lema «Diomaye es Sonko». 

La transición pacífica se produjo después de meses de disturbios políticos en Senegal, intensificados por el reciente aplazamiento de las elecciones presidenciales originalmente programadas para el 25 de febrero. Macky Sall, cuya presidencia terminó el martes, promulgó una legislación que habría pospuesto la votación hasta diciembre, pero la medida fue declarada inconstitucional por el máximo tribunal electoral de Senegal después de días de protestas mortales y arrestos.

La agitación provocó una preocupación generalizada por el retroceso democrático en África Occidental, donde los líderes militares de países como Malí, Burkina Faso, Guinea y Níger han depuesto en los últimos años a gobiernos civiles.

El martes, Faye prometió «fortalecer la democracia», trabajar para mantener la paz y la soberanía, y promover la paz en Senegal y África.

«Al dirigirme a ustedes hoy, recuerdo el doloroso recuerdo de los mártires de la democracia senegalesa, de los amputados, de los heridos y de los ex prisioneros. Siempre tendré en cuenta los grandes sacrificios que se hicieron para no decepcionarlos nunca», afirmó.

Fuente: RT

Deja un comentario

Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo