El primer ministro homosexual de Irlanda, Leo Varadkar, anuncia su dimisión

0
Compartir

La sorpresiva renuncia de Leo Varadkar como primer ministro irlandés se produce pocas semanas después de que los votantes rechazaran de manera aplastante las enmiendas propuestas por el gobierno para redefinir el matrimonio, la maternidad y la familia.

El primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, abiertamente homosexual, anunció hoy su renuncia a su cargo y como jefe del partido Fine Gael.

Con los medios irlandeses prediciendo el anuncio el miércoles por la mañana, Varadkar anunció durante una conferencia de prensa no planificada al mediodía que renunciaba como jefe del partido Fine Gael de inmediato. Su dimisión como Taoiseach (primer ministro) se hará efectiva en abril, después de Semana Santa, cuando los miembros del partido elegirán a un nuevo líder.

Varadkar, un homosexual declarado, declaró que sus razones «son personales y políticas, pero principalmente políticas». Restó importancia a las «especulaciones» sobre otras causas del anuncio, y agregó que «los políticos son seres humanos. Tenemos nuestras limitaciones. Lo damos todo hasta que ya no podemos más y luego tenemos que seguir adelante».

El anuncio se produce menos de dos semanas después de que los votantes irlandeses rechazaran de forma aplastante la enmienda propuesta por el gobierno a la constitución de la nación, que habría redefinido el matrimonio, la maternidad y la familia.  

El 8 de marzo, los votantes rechazaron el Referéndum Familiar, que proponía ampliar la definición de familia para incluir las relaciones extramatrimoniales «duraderas», en un 67,7 por ciento, y el Referéndum sobre el Cuidado, que proponía reescribir parte de la Constitución de la nación en un lenguaje neutro en cuanto al género, en un 73,9 por ciento.

Fue visto como un golpe inesperado y demoledor para el gobierno, y después se hicieron llamados para que el gobierno «dejara de jugar juegos ideológicos». El senador independiente Rónán Mullen reprendió al gobierno por haber «secuestrado el aparato y los recursos del Estado para impulsar su propia agenda ideológica».

Varadkar no mencionó el referéndum en su declaración de hoy. En cambio, elogió su trabajo promoviendo la ideología LGBT y el aborto: 

Estoy orgulloso de que hayamos hecho del país un lugar más igualitario y moderno en lo que respecta a los derechos de los niños, la comunidad LGBT, la igualdad de las mujeres y su autonomía corporal. Más recientemente, hemos llevado al país a través de una crisis de inflación y costo de vida, la peor de las cuales, afortunadamente, ya ha quedado atrás.

Varadkar fue Taoiseach entre junio de 2017 y 2020, y luego nuevamente desde diciembre de 2022. Junto al partido Fianna Fáil, el Fine Gael forma el actual gobierno de coalición en el país. El líder del Fianna Fáil, Taianiste Micheál Martin, ha compartido el papel de Taoiseach con Varadkar desde que se formó el gobierno de coalición en junio de 2020. 

Varadkar, el Taoiseach más joven tras su elección en 2017, ha causado sensación por su retórica anticatólica, su promoción de la ideología LGBT y el aborto, y por sentar las bases de la draconiana ley de incitación al odio del país.

Bajo el mandato de Varadkar y después de su activa campaña, Irlanda, una vez predominantemente católica, hizo historia cuando los votantes derogaron la Octava Enmienda, que otorgaba un derecho constitucional a la vida para los no nacidos. Irlanda tiene ahora una de las leyes de aborto más permisivas del mundo, ya que el aborto es legal por cualquier motivo hasta las 12 semanas. Después de eso, es legal hasta la «viabilidad» si existe riesgo de daño grave a la madre, una disposición que representa la mayoría de los abortos en la vecina Inglaterra. El aborto hasta el nacimiento también está permitido en caso de «emergencia», o si se cree que es probable que el bebé muera 28 días después de nacer.

Ya en mayo de 2015, un referéndum había dado paso a la legalización del «matrimonio» homosexual en el país, por una votación aplastante de 62-38 por ciento. Los defensores de la medida fueron apoyados por activistas LGBT estadounidenses, pero Varadkar jugó un papel clave en la medida, anunciando su vida de homosexualidad en enero de ese año para hacer una campaña más efectiva. 

La renuncia de Varadkar no dará lugar a elecciones nacionales, aunque se espera que haya elecciones el próximo año. 

Peadar Tóibín, líder del recientemente formado partido provida irlandés Aontú, pidió elecciones a la luz de la renuncia de Varadkar, diciendo: «el cargo de Taoiseach no se puede pasar como rapé en un velorio».

El cargo de Taoiseach no se puede pasar como el rapé en un velorio.

Esta será la 2ª vez que el cargo de Taoiseach se transmitirá sin mandato.

El referéndum demuestra que no se confía en el gobierno.

Tiene que haber elecciones generales ahora. https://t.co/KFpXVCkUHL

— Peadar Tóibín TD (@Toibin1) 20 de marzo de 2024

Analizando el anuncio de Varadkar, Ben Scallan, corresponsal político senior de Gript Media, dijo a LifeSite que «creo que el error más crítico del partido Fine Gael durante la era de Leo Varadkar fue su intento de superar a los partidos progresistas más radicales imaginables».

Scallan añadió que el Fine Gael «abandonó su base antaño relativamente conservadora en un intento de saciar a los estudiantes universitarios despiertos con el pelo morado». Tal medida, dijo, solo sirvió para «alienar a sus votantes principales, mientras que no era lo suficientemente radical para los liberales comprometidos que perseguían. Se convirtieron en un partido sin una identidad clara, y eso claramente los ha llevado al borde del desastre, como podemos ver en el anuncio de hoy».

La renuncia de Varadkar ha sido bien recibida por los católicos y los activistas provida irlandeses, y el medio de comunicación Catholic Arena destacó su sorprendente historial en temas sociales.

«Leo Varadkar fue elegido como candidato provida y no solo supervisó la legalización del aborto, sino la destrucción completa de nuestro tejido social, hasta el punto de ver a Dublín caer en disturbios y anarquía en noviembre pasado», dijo Catholic Arena a LifeSiteNews. Continuando, Catholic Arena declaró:

Varadkar ha dejado que su carrera política conduzca a una disminución en las tasas de natalidad, una disminución en el matrimonio y un aumento en el sentimiento anticristiano. Su tiempo en el cargo fue juzgado más recientemente con el rechazo de las enmiendas contra la mujer y la familia que se propusieron en los recientes referendos. Esperemos que Irlanda pueda comenzar ahora un proceso de sanación después de años de haber sido conducida en la dirección equivocada, aunque muchos sienten que el daño causado podría no ser reparado nunca.

El periodista Dr. Eoin Lenihan comentó que Varadkar «deja en la infamia su agenda globalista totalmente rechazada por el pueblo irlandés».

Fuente LifeSites

Deja un comentario

Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo