Estados Unidos «decepcionado» con el fallo de un tribunal de la ONU sobre Irán

0
Compartir

La Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, ordenó a Washington pagar una compensación a individuos y empresas iraníes.

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha criticado un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que determinó que algunos fondos iraníes fueron incautados ilegalmente por las autoridades estadounidenses.

Los jueces del máximo tribunal de la ONU en La Haya concluyeron el jueves que una decisión de 2016 de la Corte Suprema de Estados Unidos violó el Tratado de Amistad, Relaciones Económicas y Derechos Consulares de 1955 entre los dos países. En aquel entonces, el tribunal estadounidense dictaminó que ciertos activos pertenecientes a compañías iraníes deberían pagarse a las víctimas de ataques terroristas atribuidos por Washington a Teherán.

«Irán tiene derecho a una compensación por el daño causado», dijo la CIJ, y agregó que Estados Unidos tiene 24 meses para acordar una cantidad para el pago, o el tribunal determinará uno por sí mismo.

Sin embargo, los jueces rechazaron la oferta de Teherán de desbloquear $ 1.75 mil millones en activos propiedad del Banco Central de Irán (Bank Markazi) en los Estados Unidos, argumentando que la CIJ no tiene jurisdicción sobre el asunto.

  • «Estamos decepcionados de que la Corte haya concluido que la entrega de activos de otras agencias e instrumentos iraníes a las víctimas estadounidenses del patrocinio del terrorismo por parte de Irán fue incompatible con el Tratado». El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Vedant Patel, dijo el jueves.

El acuerdo de 1955, firmado más de dos décadas antes de la Revolución Islámica que derrocó al gobierno respaldado por Estados Unidos en Irán, «nunca tuvo la intención de proteger a Irán de tener que compensar a las víctimas estadounidenses de su patrocinio del terrorismo», insistió. Estados Unidos se retiró del tratado en 2018.

Hablando en una conferencia de prensa el mismo día, Patel argumentó que la decisión de la CIJ de mantener congelados los fondos del Banco Markazi fue «un gran golpe al intento de Irán de evitar su responsabilidad, en particular a las familias de las fuerzas de paz estadounidenses, que murieron en el bombardeo de 1983 del cuartel del Cuerpo de Marines en Beirut».

Irán niega su participación en el ataque en la capital libanesa, que mató a 299 personas de las cuales 241 eran soldados estadounidenses, así como otros incidentes terroristas atribuidos por Washington a Teherán.

El Ministerio de Relaciones Exteriores iraní dio la bienvenida al fallo de la CIJ, calificándolo de «prueba de la rectitud de la República Islámica de Irán y las violaciones del gobierno de Estados Unidos».

Fuente RT

Deja un comentario

Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo