10 de abril de 2021

PREVENCIA

Seguridad | Salud | Prevención

La Banca Rothschild registró hace ¡5 años! un método para “testar” el covid-19

Se llama PLANDEMIA, atroz mascarada, simulación preparada durante mucho tiempo por el Banco Mundial/OTAN/CIA/Pentágono/Banca Rothschild y sus variados tentáculos.

Se llama PLANDEMIA, atroz mascarada, simulación preparada durante mucho tiempo por el Banco Mundial/OTAN/CIA/Pentágono/Banca Rothschild y sus variados tentáculos.

A saber. Rockefeller, Soros, Gates, la Organización Mundial de la Salud. Incluso la soldadesca española. Sintetizando. Si alguien anuncia que tu casa se va a quemar un día determinado, puedes pensar dos cosas. O que tiene inauditos poderes precogntivos. O que dicho fulano es el pirómano. ¿Cuál es más lógica, apreciados lectores?

Curiosa ¿coincidencia?

Registros oficiales de patentes en Usa y Holanda, información que confirma, todavía más, lo que les llevo explicando desde hace meses. Y lleguen a sus propias conclusiones. Pero si se detienen minuciosamente en los detalles, se darán cuenta de que fueron engañados.

Un sugestivo detalle de las dos primeras patentes que paso a relatarles es que, pese a que fueron registradas y actualizadas, hace años – 2015 y 2017- estaban programadas para hacerse públicas en septiembre de 2020.

Resumiendo

En 2015 La Elite del Poder ya sabían perfectamente lo que sucedería en septiembre de 2020 y registraron un sistema de seguimiento para una “enfermedad” que no se “descubrió” hasta diciembre de 2019.

Primera patente. Holanda, 2015

Se suministra un método para obtener y traspasar datos biométricos – por ejemplo, constantes vitales- de un usuario, donde los datos se analizan para determinar si el usuario sufre de una infección viral, como covid-19

¿Cómo pudieron acertar el nombre de una supuesta enfermedad que no surgiría hasta ¡cinco años! después.

El método patentado incluye el uso de un contador para determinar el pulso y el porcentaje de saturación de oxígeno en sangre, que se transmitiría de forma inalámbrica a un teléfono inteligente.

Para garantizar que los datos sean precisos, se utiliza un acelerador dentro del teléfono para calcular el movimiento del teléfono inteligente y/o del usuario. Una vez que se logran los datos precisos, se cargan en la nube (host), donde los datos se usan (solos o junto con otra constante vital) para determinar si el usuario está sufriendo (o es probable que sufra) una infección viral como covid-19.

Vaya, otra vez, los deslumbrantes profetas de la falsa pandemia. Dependiendo de los requerimientos específicos, según dice la patente, los datos, cambios de los mismos, y/o el diagnóstico pueden ser usados para avisar a la mafia sanitaria y tomar las decisiones correspondientes.

Segunda patente. Usa, 2017

De la segunda patente, USA, quédense con lo anteriormente dicho. Lo nuclear.

  1. Esta Patente de 2017 es una “TÉCNICA Y SISTEMA DE DIAGNÓSTICO PARA COVID-19”.
  2. Su fecha de publicación (Pub. Date), septiembre de 2020.
  3. De septiembre, concretamente. Septiembre, como la primera patente covid-19 holandesa.

Tercera patente. Usa, 2017 (actualización de la de 2015)

Vayamos a la tercera patente, también 2017, tres años antes del Covid-19

Inventor, Richard Rothschild. ¿Y en qué consiste su patente covid-19 registrada dos años antes de que surgiera la enfermedad?

Se titula Sistema y método de uso, registro biométrico y visualización de datos biométricos. Resumen de la patente. Se proporciona un método para procesar, mostrar y almacenar datos biométricos de un usuario, ya sean aislados o junto con otros datos, como grabaciones (¿con conocimiento de dicho usuario?) de vídeo del usuario durante el tiempo en que se adquirieron los tenebrosos datos biométricos.

Fuente

LUYS COLETO

/elcorreodeespana.com/