Los siniestros cuadros pedófilos de la actriz Jamie Lee Curtis: Los horrores detrás de Hollywood

0
Compartir

La actriz de Hollywood eliminó una publicación de Instagram después de que sus seguidores la criticaran por promover la pedofilia y el abuso de niños.

La noticia es vieja pero volvió a viralizarse en los últimos días luego de que el masivo estreno de la película Sound of Freedom ponga el tema del tráfico y abuso sexual de niños en la atención del público.

La estrella de “Halloween” y “Un Viernes de Locos”, Jamie Lee Curtis, de 64 años, subió en enero una publicación a sus redes de Instagram, para mostrar las “hermosas sillas Pollack” que se ven en el centro de la imagen, pero se le escapó un siniestro cuadro en la foto que alertó a la gente y llevó a que tenga que borrar el posteo.

El cuadro retrata a un niña desnuda y atrapada en un tacho de basura lleno de agua. La siniestra imagen fue acusada de promover la pedofilia y el abuso infantil, y la autoría proviene de la fotógrafa Betsy Schneider.

Lee Curtis inmediatamente borró la foto y al poco tiempo publicó una retracción. “La semana pasada, publiqué una foto de algunas sillas que incluían una fotografía en la pared de un artista que me regalaron hace 20 años. Entiendo que ha molestado a algunas personas. Como he dicho, digo la verdad, así que esta es la verdad”, escribió la actriz.

Es una foto de una niña, tomada por su madre, de ella jugando en su patio trasero en una tina de agua. Nada más y nada menos“, trató de justificarse, pero la imagen muestra algo muy distinto. “Retiré la publicación porque no quería seguir con algo que molestara a nadie”, completó.

Betsy Schneider, la fotógrafa acusada de promover la pedofilia

El controvertido arte mural es una impresión de una foto de la Betsy Schneider, de su serie Sweet is the Swamp, una colección de polémicas fotos que tomó de sus hijos en 2003. La foto que posee Curtis se llama The Tub, y muestra a la hija de Schneider en una pequeña caja de plástico llena de agua.

La foto original que fue retratada en el cuadro de Jamie Lee Curtis.

El trabajo de Schneider ha causado enorme controversia en el pasado. En 2004, la policía de Londres fue llamada a su exhibición en la galería Spitz después de que surgieron preocupaciones sobre las fotos de la hija desnuda de la artista

Un visitante de la exposición consideró que las imágenes eran pornográficas promovían la pedofilia. Después de que llegara la policía, el fiscal de turno decidió tomar la causa y cerró la exposición.

En una entrevista, Schneider le dijo a The Guardian que no consideraba que el trabajo fuera obsceno cuando se veía en su conjunto. “El objetivo de estas imágenes no es provocar ni escandalizar. La idea es mostrar el tiempo, el cambio y el crecimiento”, dijo en ese momento.

Correr el velo de Hollywood es muy peligroso y abre un horrorífico mundo de pedofilia haciéndose pasar por “arte”. Decenas de directores, actores y financistas han sido expuestos en los últimos años como pedófilos.

Quizás el caso más conocido sea el de Roman Polanski, director ganador de múltiples premios de la Academia, quien dese 1978 es un fugitivo de la justicia norteamericana luego de ser denunciado y arrestado por drogar a una niña de 13 años y abusar sexualmente de ella.

Un sin fin de personalidades de Hollywood figuran en las listas de vuelo a la “isla pedófila” de Jeffrey Epstein, donde el financista neoyorquino llevaba a cabo su red de trata de niños.

Fuente La derecha

Deja un comentario

Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo