Compartir

Moscú afirma que Washington y Kiev han violado los artículos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas

Washington y Kiev han violado artículos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) ya que las fuerzas ucranianas han utilizado municiones ilegales en el campo de batalla, ha afirmado el teniente general ruso Igor Kirillov.

El jefe de las Fuerzas de Protección Nuclear, Química y Biológica de Rusia proporcionó varios ejemplos del presunto uso por parte de Kiev de armas químicas prohibidas y agentes químicos no letales que, según dijo, se obtuvieron de Estados Unidos.

Kirillov afirmó que Ucrania utilizó drones para lanzar granadas de gas de fabricación estadounidense el 28 de diciembre de 2023 que contenían el compuesto «CS», un producto químico clasificado como herramienta antidisturbios que irrita los ojos y el tracto respiratorio superior, y puede causar quemaduras en la piel, parálisis respiratoria y paro cardíaco cuando se usa en altas concentraciones.

Dijo que la entrega de tales municiones por parte de Estados Unidos a Ucrania era una violación directa de las reglas de la OPAQ, que establece que un país «nunca, bajo ninguna circunstancia, debe transferir armas químicas directa o indirectamente a nadie».

También informó que, el 15 de junio de 2023, las fuerzas de Moscú fueron atacadas por un dron que transportaba un contenedor lleno de cloropicrina, que está clasificada como un compuesto de la Lista 3 según la Convención sobre Armas Químicas y está estrictamente prohibida, incluso con fines de aplicación de la ley. El mismo producto químico también fue utilizado por Kiev el 3 y el 11 de agosto de 2023 cerca de la aldea de Rabotino, según Kirillov.

El general también dio varios ejemplos de Kiev utilizando sustancias tóxicas contra el personal militar ruso, así como envenenando a funcionarios de alto rango como el jefe de la región rusa de Jersón, Vladimir Saldo, en agosto de 2022.

Kirillov dijo que la inteligencia rusa cree que las fuerzas de Ucrania, bajo la guía de sus patrocinadores occidentales, están desarrollando una nueva táctica militar que utilizaría un «cinturón químico». Esto implicaría volar contenedores con ácido cianhídrico y amoníaco para evitar un avance de las fuerzas rusas.

Agregó que los planes para un uso a gran escala de productos químicos tóxicos se evidenciaban por el hecho de que Kiev había pedido a la UE que le suministrara cientos de miles de antídotos, máscaras antigás y otros equipos de protección personal en 2024. Eso se suma a las 600.000 ampollas de antídotos organofosforados y 750.000 frascos de medicamentos para la desintoxicación del gas mostaza, la lewisita y los derivados del ácido cianhídrico que fueron suministrados por los países de la OTAN en 2023.

«Es obvio que los volúmenes solicitados por Ucrania son excesivos para un país que no tiene armas químicas» Declaró Kirillov.

No ha habido respuesta de la OPAQ a pesar de todas estas pruebas presentadas a la organización hace cuatro meses, dijo el general, acusándola de ser dirigida por Washington como una herramienta para atacar a sus oponentes políticos.

En noviembre, Rusia perdió su puesto en el Consejo Ejecutivo de la OPAQ después de no obtener suficientes votos de otros miembros de la organización. Kirillov dijo que Moscú fue efectivamente «expulsado» de su asiento y fue reemplazado por Ucrania, Polonia y Lituania, quienes, según él, estaban siguiendo una política antirrusa obvia.

Fuente RT

Deja un comentario

Descubre más desde PREVENCIA

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo